AMAR REQUIERE FUERZAS, ENAMORARSE NO

En el mes que llamamos del amor y la amistad, vemos fotos en redes sociales de muchos “enamorados” con flores, cajas de chocolates, serenatas y múltiples sorpresas creativas que se dan uno al otro. Estar Enamorado es casi un acto espontáneo; es la época temporal en donde la pareja se enfoca uno en el otro con alta emoción y deseo, sin pensar que el enamoramiento pasa y que lo que sigue es el “amor por decisión”. 
 
Amor por decisión es ver a parejas en matrimonios unidos por 5, 10, 20, 50 años amándose al caminar juntos una tarde, cuidar uno al otro en el hospital, servir juntos en actividades de voluntariado o en su iglesia; a veces, implica armarse en la adversidad económica o en la crisis emocional de uno. Es un amor poderosamente fortalecido.  
 
¿Es solo voluntad ese amor? Es más que voluntad. Es un amor cuya fuente de entrega, perdón y aceptación es Dios. Es el Amor Perfecto que echa fuera cualquier tipo de miedo como lo dice la palabra de Dios en 1 Juan 4:18.    
Es la unión que Dios bendice cuando los enamorados se entregan a un plan imperfecto con el Amor Perfecto (Dios). 
 
Hoy quiero que recordemos el amor de Jesús; el amor que todo lo puede y nos fortalece cuando dejamos de amar por nuestras fuerzas y amamos aún con nuestras debilidades y El nos fortalece.    F4:13 en el amor es “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”
 
¡¡Ora desde tu corazón a Jesús que dio su vida para tu salvación y la de los que lo reconocemos a Él como nuestro amigo y salvador!! ¡Qué gran amor me das Jesús, hoy te sigo con un Gracias Jesús!
 
Oro por el amor en tu pareja, por cualquier experiencia dolorosa que te haya lastimado o hecho perder las fuerzas para amar y que hagas del amor de Dios tu mayor fuente de fortaleza al saber que Dios te ama sin medida y sin condiciones. 
 
ConTodo tu herManito 
Charlie Otero
F4:13